Revelan_nuevos_secretos_Nixon_cuarenta_anios_despues_del_Watergate

Revelan nuevos secretos de Nixon cuarenta años después del Watergate

articulos-352293El veterano periodista del Washington Post Bob Woodward, uno de los reporteros que destapó el escándalo Watergate que llevó a la dimisión de Richard Nixon en 1974, revela ahora nuevos secretos sobre el expresidente de EE.UU.cuarenta y un años más tarde en su nuevo libro “The Last of President’s Men”.

Woodward, que ahora tiene 72 años, se ha servido para ello de más de veinte cajas de documentación clasificada que el asistente de Nixon en la Casa Blanca, Alexander Butterfield, sustrajo en su día de la Casa Blanca y que a través del afamado periodista ven ahora la luz.

Los documentos incluyen notas manuscritas del expresidente mostrando su verdadera opinión sobre la guerra de Vietnam y asegurando su escasez de resultados pese a la gran cantidad de vidas humanas perdidas.

“Llevamos años bombardeando y no hemos conseguido absolutamente nada”, apuntó Nixon en un escrito privado en la misma época en la que en una entrevista a la CBS defendía ante las críticas de la guerra de Vietnam que la intervención “era eficaz”.

En una charla de presentación del libro en la biblioteca Cooper Union de Nueva York, Woodward destacó la “intensidad de la contradicción” de Nixon y no dudó en tacharle de “criminal dispuesto a hacer cualquier cosa para la reelección”.

“Es algo que ya sabíamos por su intento de sabotear la investigación del Watergate. Pero esto es tan grave como aquello. Nixon traicionó a los estadounidenses en la mayor confianza depositada en él, su responsabilidad como comandante en jefe”, afirmó.

Los nuevos documentos, así como más de 46 horas de entrevista con Butterfield, han permitido al periodista igualmente “produndizar en el retrato” del expresidente, el primero que tiene que dimitir de la historia de EE.UU.

“Se confirma su carácter obsesivo, deshonesto y desconfiado”, cuenta Woodward, que explica que Nixon quiso abrir una investigación de la CIA contra una funcionaria de la Casa Blanca solo porque no quería retirar de su mesa una imagen de John F. Kennedy, del que Nixon no quería ver ni rastro en las dependencias de la administración.

Woodward explica que fue un “regalo inesperado” recibir cuarenta años después nueva información de Butterfield, el hombre que ante la comisión de investigación sobre el caso Watergate testificó que existía un sistema de escuchas en la Casa Blanca. –MAS

Fuente: elespectador.com

700ad

Share:

Leave a Comment